Noticias

La secuenciación del genoma completo del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, que ha infectado a 2 mil 281 peruanos hasta hoy, ha sido obtenido por un equipo de nueve investigadores científicos del Instituto Nacional de Salud (INS), compuesto por tres biólogos egresados de nuestra casa de estudios superiores.

Se trata de los villarrealinos Omar Cáceres Rey, Henri Bailón Calderón y Karolyn Vega Chozo, quienes realizaron sus estudios en la Escuela Profesional de Biología, de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemática (FCNM) de la UNFV, cuyo decano es el doctor Jorge Enrique Rodríguez Mejía.

Las autoridades de nuestra universidad, lideradas por el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector villarrealino, felicitaron y reconocieron “el innegable profesionalismo en esta importante investigación científica en el ámbito de la Biología, cuyo extraordinario aporte contribuye a la búsqueda de una solución al grave problema de salud que aflige a la humanidad”.

El jefe del INS, doctor César Cabezas Sánchez, anunció que el secuenciamiento del genoma se desarrolló a fin de implementar métodos de diagnóstico y lograr una vacuna para el síndrome respiratorio agudo severo causado por el SARS-CoV-2, que en su estadío más grave puede ocasionar una neumonía atípica en ambos pulmones.

Los resultados de la investigación concluyeron que existen tres variantes en nuestro país del virus llegado de Europa, las cuales tienen pocos cambios de aminoácidos en los genes, así como pocos cambios con respecto al virus aislado inicialmente en Wuhan, China, en diciembre del 2019.

El análisis filogenético, realizado en los Laboratorios de Referencia Nacional de Biotecnología y Biología Molecular y de Virus Respiratorios del INS, organismo del Ministerio de Salud, reportó que los casos de infección por el virus SARS-CoV-2 en el Perú pertenecen al clado genético V.

Los hallazgos fueron compartidos inmediatamente con la Base de Datos Internacional Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAID), que ya se encuentra disponible para toda la comunidad científica mundial, lo cual permitirá evaluar vacunas contra el virus que mantiene en aislamiento a un tercio de la humanidad, según reportes mundiales.

Fuente: Página web del diario La República, del 4 de abril de 2020; y magíster Luz Castañeda Pérez, docente de la FCNM.

 

San Miguel, 5 de abril de 2020.

La doctora Elena Salcedo Angulo, decana de la Facultad de Psicología (FPs) de nuestra casa de estudios superiores y el magíster Gorqui Castillo Gómez, catedrático de la misma facultad, analizan la actual situación ante la pandemia mundial y su impacto psicológico en la población de nuestro país.

A continuación, los expertos villarrealinos brindan su análisis profesional sobre este tema.

Impactos emocionales en la población ante la pandemia del coronavirus

A nivel psicológico la pandemia está generando efectos en las personas; quienes empezaron a adquirir productos de manera abundante para estar prevenidos ante una posible escasez de alimentos. Por otro lado, tienen incertidumbre de cuándo terminará todo, cuándo volveremos a la normalidad. Todo esto, agregado a las noticias que llegan a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, está generando reacciones de pánico ante esta situación que no se esperaban y que afecta a quienes dependen de sí mismos porque sobreviven con el trabajo del día a día, eso los lleva a la desesperación en donde las personas tienen miedo de enfermarse y morir. Esta situación se complica porque el actual ministro de salud, luego de haber juramentado en el cargo, declaró que, finalmente, todos vamos a terminar siendo infectados por el Covid-19, por lo que es preciso que la población tome las suficientes precauciones para no infectarse, a la vez el ministro reclamó mejorar el sistema de salud para una mejor atención integral; a pesar que más tarde fue desmentido por especialistas en enfermedades infecciosas, ya quedó grabado en la población y sirvió para estar más alertas y preocupados.

Otra reacción psicológica que está teniendo la población es la desesperación por no saber lo que va a pasar, la consecuencia de esto son las crisis de angustia, llegando, algunos líderes de partidos políticos, a cuestionar las decisiones del presidente, el mismo que es presionado para que haya más pruebas diarias para descartar a las personas que están como sospechosas de haber adquirido el virus. A esto se suma el aislamiento social, al que la persona no estaba preparada porque tendrá que acostumbrarse a estar más tiempo dentro de su hogar, lo que se agrava si los ambientes de su hogar son muy limitados y no le permiten hacer los trabajos que desearía. Este escenario agrava el problema emocional cuando el peruano se entera, a través de profesionales altamente especializados y eruditos en el tema, que este enemigo, invisible, es difícil de derrotar a corto plazo y, más bien, podría demorar años en erradicarse, mucho más cuando se tiene conocimiento que para poner en el mercado una vacuna altamente efectiva el tiempo más corto será de dieciocho meses.

Otro tipo de reacción emocional que tiene la población es que las personas que no tienen trabajo estable, la mayoría, ante esta realidad, reaccionan con ansiedad, depresión, su tema de conversación es sobre la crisis, se incrementan los rumores; ante esto se sienten víctimas, se va acumulando energía emocional porque no tiene capacidad de respuesta; aparecen los problemas de fondo, que tenían guardados, los mismos que se pueden manifestar a través de la violencia -observamos que se mantiene porque continúan las denuncias-, a la falta de respeto a la autoridad, a las normas, se observa que las personas se ofuscan más rápido, no soportan hacer las colas que antes hacían, los comerciantes continúan acaparando los productos de primera necesidad para más tarde venderlos a un precio más elevado, la creatividad baja porque la persona está confundida, no sabe cómo terminará lo que está sucediendo. Todo esto le genera tensión que es una de las causas de estrés, el mismo que se puede manifestar de diferentes maneras como: irritabilidad, dolores de cabeza, deseos de comer más, no dormir bien, preocuparse por el futuro de manera excesiva.

Es así que la aparición de este enemigo invisible ha demostrado que no estamos preparados para enfrentarlo; la población sabe que cuando todos regresen a sus labores cotidianas las cosas ya no van a ser como antes, habrá que tener más cuidado en las relaciones con los demás, tendremos que tomar conciencia que cada uno de nosotros es responsable de nuestra salud, tendremos que cambiar todo nuestro estilo de vida, mejorar nuestras prácticas de convivencia, de alimentación, vamos a tener que tomar conciencia que lo peor no ha llegado todavía, valoraremos la unidad nacional.

Ante estas circunstancias es necesario plantear lo deberíamos hacer; al respecto, consideramos necesario desarrollar una conducta resiliente en todos los peruanos para ayudarlo a manejar la incertidumbre y el estrés que siempre acompaña a este tipo de cambios. La resiliencia, aplicada a situaciones como esta, es la capacidad de recuperarse ante momentos difíciles, en donde la persona se transforma favorablemente; para esto, primero debemos aceptar el problema para, a partir de ahí, recuperarnos rápidamente para seguir operando de una manera positiva ante los estímulos estresores. Es necesario motivar a las personas que ante las adversidades no se depriman, no se angustien ni tampoco se desesperen porque de lo que se trata es de mejorar, de esa manera haremos que las personas crezcan y a partir de esos momentos el ser humano será cada vez más productivo.

Para lograr esto es preciso formar personas resilientes en donde todos tengamos, en primer lugar, la suficiente actitud para actuar eficientemente, lo que se materializa con el optimismo, tener conciencia que podemos hacer muchas cosas manejando nuestros propios recursos. Ser resiliente significa ser optimista, tener una visión favorable hacia la vida, estar abierto al cambio, a hacer frente a la incertidumbre. En segundo lugar, es preciso forjarles una capacidad suficiente para cultivar destrezas actuando de manera adecuada, siempre resolviendo problemas y ayudando a hacerlo a los demás. En tercer lugar, es preciso manejar bien nuestros recursos psicológicos para superar los problemas; no olvidar que para lograrlo es preciso tener siempre contacto con otras personas -amigos, familiares, conocidos, formar grupos de ayuda para ser soporte entre todos- y así cuidarnos a nosotros mismos, así como a los demás. Finalmente, en cuarto lugar, orientarnos a la acción, para lo cual debemos tener conciencia de cuáles son las fortalezas que tenemos para alcanzar lo que nos proponemos.

Por lo tanto, en calidad de psicólogos, es preciso fortalecer a las personas, llenarlas de optimismo, darles deseos de superación diciéndoles que esto va a pasar, hacerles notar que de peores cosas nos hemos recuperado. Con esto vamos a evitar que se descontrolen, pero haciendo siempre campañas de concientización para empezar aceptando la realidad y a partir de ahí llegará la superación. No olvidemos generarles valores sociales de responsabilidad y de autocontrol. Esto se debe acompañar aconsejando mantener la cordura y la calma, seguir las recomendaciones que nos informan, como por ejemplo evitar salir. Indicarles que saliendo a las tiendas a comprar en exceso no está bien.

 

San Miguel, 5 de abril de 2020.

Los docentes de nuestra casa de estudios superiores, doctores Pedro Juan Antón De Los Santos, decano de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) y el doctor Juan Carlos Antón Llanos, catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales (FCS), brindan su punto de vista sobre las proyecciones económicas para nuestro país.

El doctor Antón De Los Santos es economista y administrador, con el grado de doctor en Economía; mientras que el doctor Antón Llanos, economista, licenciado en Ciencias de la Comunicación y también ostenta el grado de doctor; a continuación, lo que analizan los expertos villarrealinos.

Inversiones a largo plazo: el mayor riesgo

En 240 meses por 2000 soles mensuales, tendremos más de 480,000 soles de inversión, además de la cuota inicial. Comprarse una vivienda es, en definitiva, una inversión a largo plazo.

Puede entenderse por inversión al pujante empresario que pide un préstamo pequeño para iniciar una fuente de soda o hasta a las grandes transnacionales que buscan el perfeccionamiento de sus sistemas y productos. Sin embargo, tener la tranquilidad y el bienestar psicológico de poseer algo propio y un techo donde cobijarse – que no sea el de mamá – es, para muchas personas, la mejor inversión de sus vidas.

El boom inmobiliario del que se viene o venía hablando hasta antes de la llegada del COVID-19 dejó cifras realmente impresionantes para el mercado peruano, las mismas que serán descritas en el siguiente gráfico.

Economia.png

Fuente: BBVA Research – Elaboración: propia

El cuadro evidencia una curva ascendente que, según la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), se esperaba que para este 2020 seguiría en aumento.

Sin embargo, existe un factor que muy pocos toman en cuenta: la incertidumbre.

Ahora se puede vivir con una salud excepcional, gozar de muy buen empleo (liquidez) o, simplemente, tener un ahorro guardado que pueda ayudarte a tener un respaldo económico en tiempos difíciles (rentabilidad). No obstante, no se debe olvidar que esas grandes fortunas no son para siempre o no se sabe hasta cuándo durarán.

Con la aparición del coronavirus, la economía nacional se ha estancado en su totalidad, por lo menos, un mes y su reactivación, es decir, para que todo un aparato nacional vuelva a la capacidad en la que se había quedado, demorará, al menos, seis meses (pensando en un escenario optimista). En palabras más sencillas de entender, si antes ganaba S/. 3,000 o más ahora puede verse reducido a S/. 500 o menos y eso no se sabe hasta cuándo será.

Como ejemplos, se puede citar un sinfín. El pujante empresario que tiene su fuente de soda (citado al principio de este artículo) contrataba a dos azafatas y le pagaba sueldo mínimo que con propinas alcanzaba, tranquilamente, los S/. 1,000 a cada una y estas eran el sustento de sus hogares. Con la paralización económica o inmovilización social, las dos amas de casa dejan de percibir su salario. Además, el empresario tampoco deja de percibir, pero igual debe cancelar las cuotas contratadas con el banco y el alquiler del local (en caso que no fuera propio). Es todo un círculo que da vueltas e involucra a todos.

En mayor medida, imagínese a un restaurante con 5 cocineros, 4 mozos, una cajera y un valet parking. La economía se ve aún más deteriorada y preocupante ya que no se sabe con precisión cuándo retornará a su actividad rutinaria ni si volverán a llamar a todos sus trabajadores.

Estar en planilla, no es un buen alivio debido a que la empresa no percibe ingresos tampoco hay manera de generar remuneración al personal. ¿Solución? Congelar los contratos sin goce de haber previo acuerdo con los empleados quienes, al no tener otra opción, se ven en la obligación de aceptar.

Los ejemplos pueden continuar y en muchos rubros más. Los colegios, institutos y universidades debieron comenzar entre marzo y abril. Para no paralizar la actividad monetaria, estas instituciones decidieron implementar la educación virtual o a distancia, pero sus clientes (estudiantes) se oponen. Al parecer, se desea comenzar presencial o tradicionalmente en mayo – aunque lo más probable es que sea para junio – y los docentes ya tenían planificados sus gastos.

Evidentemente, los sectores más afectados son los relacionados al rubro turístico y los independientes quienes se ganan los frejoles con el sudor del día a día.

Felizmente, nuestra economía nos agarró, relativamente, bien parados y con algunos ahorros en el bolsillo que son destinados, principalmente, a productos comestibles de primera necesidad.

Los S/. 2,000 o más mensuales que necesitas para el crédito hipotecario (pago de tu departamento) y que, hasta hace unos meses, no era un tema de stress, ahora se convierte en la interrogante del día a día.

Por eso es que las inversiones a largo plazo son las de mayor riesgo.

 

San Miguel, 4 de abril de 2020.

El Taller de capacitación docente villarrealino en la usabilidad del aula virtual del sistema Sum Web, organizado por el Rectorado y el Vicerrectorado Académico (VRAC) de nuestra casa de estudios superiores, se realizará del lunes 6 al sábado 18 de abril.

Dicha actividad, que ha sido dispuesta por la Alta Dirección de la UNFV, liderada por el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector villarrealino; se realizará de manera remota, en coordinación con los capacitadores designados por el VRAC, que encabeza el doctor Víctor Manuel Pinto De La Sota Silva, vicerrector académico.

Los catedráticos de nuestra universidad serán capacitados con el propósito promover el uso adecuado de las herramientas y recursos  tecnológicos que fortalezcan la didáctica universitaria, mediante el uso de la plataforma Sum Web.

Se les capacitará en las funcionalidades del sistema; ingreso al sistema Sum Web e inicio de sesión; herramientas tecnológicas; información docente;  asistencia y mis consultas; aula  virtual, recursos tecnológicos, clases y tareas; foro y videoconferencia; asistencias y evaluación; entre otras.

La adquisición de estas habilidades por parte de los docentes de nuestra universidad les permitirá desarrollar clases remotas, utilizando la plataforma del aula virtual villarrealina, acorde a los lineamientos que dicta el Ejecutivo en el Estado de Emergencia por la pandemia de coronavirus.

 

San Miguel, 3 de abril de 2020.

Desde la noche del sábado 21 hasta la noche del lunes 23 de marzo se realizaron las primeras 59 atenciones psicológicas, a cargo de los profesionales de la Facultad de Psicología (FPs) de nuestra casa de estudios superiores, quienes brindan este servicio vía remota, para afrontar de la mejor manera la actual situación de aislamiento social por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Según el informe de los referidos profesionales de la FPs, cuya decana es la doctora Elena Salcedo Angulo, se registraron 27 llamadas telefónicas; de ellas, 18 fueron de sexo femenino y 9 masculino, cuyas edades fluctuaron entre los 21 y 72 años.

Los referidos casos se realizaron principalmente por “ansiedad situacional por conflictos familiares en la comunicación, que se han exacerbado por la convivencia cotidiana tanto en varones como en mujeres”; reportaron los psicólogos.

Igualmente, el “sentimiento de temor y angustia por ser trabajador independiente y no tener como sustentar las necesidades primarias, sobre todo expresado por el sexo femenino” y “conflicto de pareja exacerbado por la convivencia diaria”, tuvieron prevalencia como motivo de las llamadas.

Mientras que por aplicación se registraron 32 llamadas, de las cuales 18 fueron de sexo femenino y 14 masculino, cuyos casos principales fueron “angustia que conlleva a síntomas psicosomáticos como dolor de cabeza, trastornos digestivos, mareos” y también “estados de depresión por confinamiento”.

Los ciudadanos interesados pueden realizar sus consultas a través de la página web de nuestra universidad, en el recuadro principal denominado “Servicios Psicológicos”, en el cual encontrarán a su disposición el horario de los profesionales que atienden de lunes a viernes, de 7 de la mañana a 9 de la noche y sábados y domingos de 7:00 am. a 7:00 pm.

Cabe recordar que también se ha puesto a disposición del Ejecutivo dos unidades móviles (buses) para el traslado exclusivo del personal que necesita dirigirse a los hospitales y centros médicos a cumplir con su abnegada labor en atención de la pandemia por el coronavirus.

Nuestra universidad adoptó estas medidas por acuerdo del Consejo Universitario, presidido por el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector  villarrealino, que aprobó el 21 de marzo diversas medidas que contribuyen a sumar esfuerzos para la lucha contra el Coronavirus (Covid-19). que viene liderando,.

Los acuerdos a los que llegaron las autoridades universitarias de la UNFV, en estricto alineamiento a los protocolos establecidos el gobierno peruano, se encuentran en el comunicado Nº 04-2020-R-UNFV publicado en nuestra página web y las respectivas redes sociales virtuales.

 

San Miguel, 25 de marzo de 2020.

Como parte de los acuerdos a los que llegó el Consejo Universitario (CU) de nuestra casa de estudios superiores, se inició el apoyo en el traslado al personal de médico y asistencial que brinda su servicio durante el aislamiento social obligatorio dictado por el gobierno central mediante Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM.

Nuestra universidad ha puesto a disposición del Ejecutivo dos unidades móviles (buses) para el traslado exclusivo del personal que necesita dirigirse a los hospitales y centros médicos a cumplir con su abnegada labor en atención de la pandemia por el coronavirus.

Las rutas que se cubren actualmente son desde el Parque Zonal Sinchi Roca en Villa El Salvador hacia el centro de salud Juan Pablo II y el Hospital María Auxiliadora (HMA); y desde el Metro de lngeniería, con paradas en Puente Nuevo, Puente Santa Anita, Puente Primavera, Puente Atocongo hasta el HMA.

En permanente coordinación con los responsables del sector Salud nuestra institución viene brindando el apoyo requerido para ir cubriendo las necesidades que la situación actual requiera, tanto en servicios como en logística.

Por ello el CU, presidido por el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector  villarrealino, aprobó el 21 de marzo diversas medidas que contribuyen a sumar esfuerzos para la lucha contra el Coronavirus (Covid-19), que viene liderando el gobierno peruano, en estricto alineamiento al protocolo diseñado por el Ministerio de Salud.

Dichas medidas incluyen la atención remota de los profesionales de la Facultad de Psicología villarrealina, quienes brindan desde el domingo 22 de marzo, orientación profesional telefónicamente para afrontar de la mejor manera la actual situación de aislamiento social.

Los acuerdos a los que llegaron las autoridades universitarias de la UNFV se encuentran en el comunicado Nº 04-2020-R-UNFV publicado en nuestra página web y las respectivas redes sociales virtuales.

 

San Miguel, 24 de marzo de 2020.

 

Enlace al álbum web de fotos: https://photos.app.goo.gl/XV2gPY6KBxaPeqzc6

A partir del domingo 22 de marzo, cualquier persona podrá comunicarse de manera gratuita con los profesionales de la Facultad de Psicología villarrealinia, para recibir orientación profesional para afrontar de la mejor manera la actual situación que atraviesa el país por la propagación de Coronavirus (Covid-19).

Los ciudadanos interesados en realizar sus consultas a través de la página web de nuestra universidad, en el recuadro principal denominado “Servicios Psicológicos”, en el cual encontrarán a su disposición el horario de los profesionales que atenderán de lunes a viernes, de 7 de la mañana a 9 de la noche y sábados y domingos de 7:00 am. a 7:00 pm.

Este servicio se brinda a la familia villarrealina, a la comunidad universitaria y al público en general, mediante acuerdo del Consejo Universitario (CU) de nuestra casa de estudios superiores, reunido de manera virtual el sábado 21 de marzo, en concordancia con las disposiciones laborales otorgadas por el gobierno nacional.

Dicho CU, presidido por el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector  villarrealino, aprobó medidas que contribuyan a sumar esfuerzos para la lucha contra el Coronavirus (Covid-19), que viene liderando el gobierno peruano, en estricto alineamiento al protocolo diseñado por el Ministerio de Salud.

Asimismo, integran el referido Consejo Universitario, los doctores Víctor Manuel Pito De La Sota Silva y Carlos Tello Malpartida, vicerrectores académico y de investigación, respectivamente; así como los decanos, doctores Pedro Juan Antón De los Santos, de la Facultad de Ciencias Económicas; Jorge Enrique Rodríguez Mejía, de Ciencias Naturales y Matemática; Pedro Manuel Amaya Pingo, de Ingeniería Geográfica, Ambiental y Ecoturismo; y Durga Edelmira Ramírez Miranda, de Ciencias Sociales.

Del mismo modo, se acordó también poner a disposición del gobierno nacional dos unidades vehiculares, a fin de trasladar al personal que lo requiera de los diferentes sectores.

Igualmente, las autoridades de las diferentes facultades expresan su predisposición para contribuir a brindar su colaboración para atenuar la aguda crisis de salud por la que atraviesa nuestro país.

Los acuerdos a los que llegaron se encuentran en el comunicado Nº 04-2020-R-UNFV publicado en nuestra página web y las respectivas redes sociales vituales.

 

San Miguel, 21 de marzo de 2020.

Nuestra casa de estudios superiores recibió el miércoles 11 de marzo, de parte de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), la licencia institucional para ofrecer el servicio educativo, con una vigencia de seis años.

El doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector villarrealino, fue notificado de la resolución de Consejo Directivo Nº 035-2020-SUNEDU/CD, la cual reconoce que se cumple con las condiciones básicas de calidad (CBC) establecidas en la Ley Universitaria 30220.

Por ello, en acto público, el doctor Alfaro Bernedo anunció la obtención del licenciamiento institucional, el mismo día, en el patio principal del Local Central; acompañado por los doctores Víctor Manuel Pinto De La Sota Silva y Carlos Napoleón Tello Malpartida, vicerrectores académico y de investigación, respectivamente.

Del mismo modo, acompañó al rector, en la mesa principal, el magíster Milciades Roberto Esparza Silva, jefe de la Oficina Central de Calidad y presidente de la Comisión Responsable del Licenciamiento Institucional; en presencia de decanos, funcionarios, docentes, estudiantes y trabajadores administrativos.

El rector señaló “es un día muy especial en la vida institucional de nuestra universidad”, ya que superaron muchas vicisitudes de un largo recorrido que inicia en octubre de 2016, “finalmente somos parte de una familia y los triunfos hay que disfrutarlos”.

Según la Sunedu, nuestra universidad cuenta con 12 docentes investigadores en el Registro Nacional de Ciencia, Tecnología y de Innovación Tecnológica (Renacyt), 90 publicaciones alojadas en la base de datos de Web of Science y 236 en la base de datos de Scopus; posee recursos anuales de más de 230 millones de soles, de los cuales alrededor del 66% proviene de recursos ordinarios y el gasto por estudiante se incrementó en 47% con respecto al 2015.

La UNFV tiene su origen a la época en la que funcionó como filial en Lima de la Universidad Comunal del Centro (UCC) del Perú, fundada en diciembre de 1959; el 18 de octubre de 1963 el Congreso de la República aprobó la Ley 14692, que reconoce a la ex filial de Lima como Universidad Nacional Federico Villarreal, promulgada por el presidente Fernando Belaunde Terry, el 30 de octubre del mismo año.

Asimismo, contamos con una población estudiantil de 24 mil 864 estudiantes; además, posee una oferta educativa compuesta por 60 programas de pregrado, 55 maestrías, 13 doctorados y 104 segundas especialidades; se demostró contar con un Plan Estratégico Institucional (PEI) 2020-2022 y un Plan de Gestión de Calidad (PGC) para el período 2019-2021, que son consistentes y articulados entre sí y están alineados a la Ley Universitaria.

Entre el 2016 y 2019, se invirtió más de 44,8 millones de soles para reducir la brecha de equipamiento en laboratorios y talleres; así como para complementar acciones de mantenimiento de instalaciones eléctricas, sanitarias, de seguridad en la utilización y para la gestión de residuos; se lograron desarrollar proyectos importantes, como la construcción de edificaciones para las facultades de Ciencias Económicas y de Ciencias Financieras y Contables; y se mejoró la infraestructura en la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas.

Igualmente, se demostró que, a través del Instituto Central de Gestión de la Investigación, se desarrollan cursos de capacitación en investigación formativa, fuera de la malla curricular, dirigidos a estudiantes; se formularon 55 líneas de investigación y priorizaron 12 líneas para proyectos y fondos de investigación.

Además, en el 2019, se realizaron un total de 206 proyectos de investigación por un millón 869 mil 813 soles, los cuales tendrán como producto final artículos científicos, tesis de pregrado, prototipos o trabajos de investigación; se adquirió los derechos de la plataforma de un sistema de gestión docente, matrícula, registro académico y aprendizaje virtual; y otro para una mejor gestión de las bibliotecas; además de ampliar la cobertura del servicio de salud y del servicio psicopedagógico, la cual provee servicios atención, orientación y seguimiento para toda la comunidad universitaria; entre otros.

 

San Miguel, 11 de marzo de 2020.

 

Enlace al álbum web de fotos: https://photos.app.goo.gl/SjqWCLXXKQBcV6HQA

En reunión desarrollada el lunes 9 de marzo en el auditorio del Rectorado, nuestra casa de estudios superiores coordinó la aplicación urgente de las políticas elaboradas por el Ministerio de Salud (Minsa) para la prevención ante el coronavirus (covid-19) en esta universidad.

Presidió el acto, el doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector villarrealino; acompañado por el doctor Víctor Manuel Pinto De La Sota Silva, vicerrector académico; y el doctor Carlos Paz Soldán Oblitas, decano de la Facultad de Medicina “Hipólito Unanue” (FMHU).

Con la presencia de los decanos de las 18 facultades de nuestra universidad se designó a los encargados de coordinar, articular e implementar las políticas y estrategias emitidas por el gobierno central para la prevención ante un posible brote epidémico por coronavirus.

Conforman el equipo responsable, el decano de la FMHU, quien lo encabeza; el economista José Gualberto Condori Quispe, director de la Dirección General de Administración-DIGA, la doctora Zonia Gudelia Geldres Benites, jefa del Centro Universitario de Responsabilidad Social-CURES; la magíster Ana Doris Terrones Silva; y la doctora Mercedes Alejandrina Céspedes Flores, jefa de la Oficina de Servicio de Salud, de la Oficina Central de Bienestar Universitario (OCBU).

Dicho grupo acordó elaborar un plan de difusión de las medidas preventivas; la provisión adecuada de material higiénico a cada sede; promover charlas informativas sobre prácticas saludables; encargar a decanos y jefes de unidades orgánicas de las facultades implementar los acuerdos  y recomendaciones, así como imprimir e instalar pancartas informativas.

Igualmente, la FMHU y la OCBU establecerán un procedimiento de alerta para la atención de algún caso identificado con sospecha de infección por coronavirus covid-19; con base en el documento del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) Guía para la prevención ante el coronavirus (covid-19) en el ámbito laboral.

 

San Miguel, 9 de marzo de 2020.

 

Enlace al álbum web de fotos: https://photos.app.goo.gl/M4fqpArqDTY5yTip9

Durante una reunión entre la Asociación Nacional de Universidades Públicas del Perú (ANUPP) y el Ministerio de Salud (Minsa), se coordinaron acciones conjuntas a los integrantes de la comunidad universitaria ante la propagación de la enfermedad del coronavirus o covid-19 en el mundo y el caso confirmado en el Perú.

La doctora María Elizabeth Hinostroza Pereyra, ministra de Salud, en representación de su sector y el doctor Orestes Cachay Boza, presidente de la ANUPP y rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), por las universidades, acordaron unificar estrategias y esfuerzos destinados a combatir el avance de la citada enfermedad.

El doctor Juan Oswaldo Alfaro Bernedo, rector de nuestra casa de estudios superiores, participó de la actividad en la que se informó acerca del caso confirmado de coronavirus en nuestro país, el primero de 140 posibles infecciones, así como los protocolos establecidos para su tratamiento.

Durante la primera parte de la reunión, el doctor Cachay Boza, junto la magíster Minerva Basilio Chiappe, jefa de la Oficina de Intervención del Minsa y el doctor Sergio Ronceros Medrano, decano de la Facultad de Medicina San Fernando de la UNMSM, analizaron el escenario actual del país y de las universidades en el ámbito de la atención de salud.

Luego de un receso, se retomó la reunión, con la presencia de la ministra, quien explicó los detalles del primer caso confirmado de covid-19 en nuestro país, para ir explicando la manera en que se ha diseñado la estrategia de intervención como Estado de manera multisectorial.

“Desde la alerta mundial lanzada por la Organización Mundial de la Salud el 29 de enero se elaboró el Plan nacional de respuesta ante infección por coronavirus, el cual se viene implementando y difundiendo”, informó la ministra de Salud.

“Un solo lugar –continuó la doctora Hinostroza Pereyra- se ha implementado para la toma de muestras, mientras cinco hospitales se han dispuesto para la atención de los casos presentados. La academia es muy importante en la estrategia de articulación, ante el inicio de clases con miles de estudiantes que se concentrarán en sus sedes, para difundir el plan de respuesta y tomar acciones efectivas”.

De igual manera, por nuestra universidad también asistieron a la reunión el doctor Carlos Paz Soldán Oblitas, decano de la Facultad de Medicina “Hipólito Unanue”; el doctor José Luis La Rosa Botonero, director de la Oficina Central de Bienestar Universitario.

Además, la doctora Nancy Zerpa Tawara, viceministra de Salud Pública; el doctor Jorge Alva Hurtado, rector de la Universidad Nacional de ingeniería; junto a decanos de las áreas médicas y de salud de las universidades miembros de la ANUPP, participaron de este certamen.

 

San Miguel, 6 de marzo de 2020.

 

Enlace al álbum web de fotos: https://photos.app.goo.gl/TZWPZ4HusQ1SVDRn9

  • Dirección: Jr. Carlos Gonzáles 285 Urb. Maranga - San Miguel
  • Central Telefónica: (+51) 748 0888
  • Correo Institucional: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ubícanos

Mapa UNFV

Menú Principal